Infusión: jengibre, limón y miel

Infusión jengibre, miel y limón

Sofá, mantita, y… una infusión calentita! Y qué mejor que sea una infusión para reforzar nuestro sistema inmunológico en invierno? Y más si estamos resfriados, con dolor de garganta o faltos de energía.

Os propongo que probéis esto en casa y disfrutéis de un sabor que es dulce, picante y ácido a la vez: infusión de jengibre, limón y miel.

El jengibre (Zingiberis rhizoma) es una raíz de sabor picante, se usa para condimentar muchos platos exóticos pero también en batidos frescos de verduras, galletas, etc.

Respecto a sus propiedades, es una planta

– antibacteriana,

– antiviral,

– analgésica y

– antiinflamatoria

que ayuda a las afecciones del sistema digestivo como hacer una digestión normal: evita flatulencias, distensión abdominal, …; evita la aparición de úlceras en el estómago; diarreas; también es bueno para cuando sufrimos náuseas o nos mareamos en los viajes; contra la gripe, resfriados, sinusitis;  artritis y artrosis; síndrome de fatiga crónica (SFC).

Contraindicaciones del jengibre tomado prolongadamente: para embarazadas o mujeres en estado de lactancia. Hay algunos medicamentos (anticoagulantes) que el jengibre interfiere anulando así su efecto, debería consultarse con su médico. Además puede interferir si se está tomando Fitoterapia con ginseng, gingko, clavo, ajo, salvia, principalmente.

El limón, como ya hablé en otro post es un buen desintoxicante, también ayuda a los problemas digestivos, nos aporta minerales y limpia nuestro organismo.

Por todo esto el limón se usa mucho para dietas para bajar peso. Aunque no se quiera bajar de peso recomiendo tomar cada mañana o de vez en cuando agua con limón exprimido en ayunas.

NOTA

En algunos herbolarios o tiendas de dietética venden la mezcla ya hecha y tu sólo lo tienes que incorporar en agua calentita (opción 1/opción 2). Pero no hay nada como hacerlo tú mismo y disfrutar en el proceso y en el resultado hecho por ti mismo/a.

PREPARACIÓN

Ponemos el agua a hervir en una olla pequeña –Nunca, nunca uso microondas… algún día colgaré una entrada explicando el por qué-.

Cuando vemos que el agua ya tiene burbujitas en el fondo apagamos el fuego y añadimos un poco de jengibre FRESCO rallado o a rodajitas -con o sin piel- y una rodaja de limón. Tapamos con un plato pequeño o con una tapa para la olla y lo dejamos reposar.

Luego añadir la miel cuando no esté muy caliente y beber.

Si el jengibre pica es buena señal. En la Medicina Tradicional China (MTC) el jengibre lo asocian con el fuego, para dar calor al cuerpo. Recomendado para el invierno.

También los crudiveganos, que no comen nada cocinado a más de 36ºC, usan el jengibre para sus sopas, para que les provoque calor interno y no tengan frío en las épocas menos calurosas.

Y, por último, comentar que es un buen aliado de la cocina afrodisíaca.

Saludos!!!

 

Anuncios

2 Respuestas a “Infusión: jengibre, limón y miel

    • Hola Carlos. Esta consulta la deberías hacer con una consulta al naturópata ya que depende de diversos factores, como la medicación que estés tomando. En algunos casos si podría funcionar perfectamente pero en esta ocasion hay varios factores a tener en cuenta antes de tal ingesta.

Qué piensas? Tienes dudas? Coméntame :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s